Make your own free website on Tripod.com

SERMONES

logoCORAZÓN AGRADECIDO logo

1 Crónicas 29:11-17

Por Carlos C. Camarena

 

I. Introducción

 

A. El dueño de la perfumería no había tenido un buen año. Dos clientes por día, en los últimos seis meses, era un buen día. Un día sentado de brazos sobre el mostrador cortándose las uñas ocurrió algo extraño e inesperado.

 

1. Entró una mujer. Parecía conocida y se puso nervioso. Sí, era aquella mujer con quien había tenido una escapada inmoral aquel día que su esposa salió al pueblo vecino para visitar a sus padres.

 

2. Ese tipo de mujeres siempre compraban el perfume corriente. Sin despreciar los perfumes de la 99c, pero olía mas o menos así.

 

3."Quiero un perfume," dice. El hombre saca el perfume barato acostumbrado. Ella ve la botella y reconoce la marca barata inmediatamente, "no, no quiero de esta marca, quiero uno mejor."

 

4. El hombre saca un frasco de $20.00. Ella lo huele y dice, "quiero algo mejor" El hombre le dice, "tengo de varios precios, ¿cuánto quiere gastar?" "Déme algo fino," dice la mujer. "¿Algo fino, tengo uno muy fino importado de Egipto, pero cuesta mucho." "¿Cuánto," dice la mujer, "$299.00."

 

5. La mujer lo olió, se puso un poco sobre la mano y pregunta una vez más, "¿este es el mejor que tiene?" "¡Qué traerá ésta!", pensó. El hombre se metió al cuarto del fondo y salió con un paquete. Con solo abrirlo cundió de fragancia todo el lugar.

 

6. Es el tipo de perfume que con apenas tocarse el cuello con el aplicador exude un magnífico olor. La mujer dice, "me lo llevo." El hombre se la quedó viendo y pensó, "¿sabrá esta mujer lo que dice." El hombre se limpió la garganta, "señora, ese perfume es nardo, es importado de la India. Es muy caro." "¿Cuánto cuesta?," pregunta la mujer, "9,600.00 dólares," recibe de respuesta.

 

7. Sin decir palabra sacó de entre sus ropas un paquete que traía amarrado en la cintura y pagó en efectivo. Aquel hombre pensó, "¿con qué hombre rico pensará ir ésta mujer para gastarse todo ese dinero en un perfume?"

 

B. El siguiente sábado por la noche hubo una fiesta en la casa de un concejal de la ciudad. Era Simón, un influyente fariseo a quien Jesús había curado de lepra.

 

1. Aquella mujer no había sido invitada a la fiesta. Ella supo que habría una fiesta y decidió ir sin invitación, costumbre de aquellos tiempos. Costumbre de nuestros países: hay fiesta en el barrio, todo mundo va sin invitación.

 

2. Lucas 7:37-38, "Y he aquí, cuando supo que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, una mujer que era pecadora en la ciudad llevó un frasco de alabastro con perfume. Y estando detrás de Jesús, a sus pies, llorando, comenzó a mojar los pies de él con sus lágrimas; y los secaba con los cabellos de su cabeza. Y le besaba los pies y los ungía con el perfume."

 

3. ¿Qué le motivó a esta mujer en este raro acto? Hizo eso por tres razones:

 

 

a) Jesús le había sacado siete demonios.

 

b) Jesús le salvado literalmente la vida cuando fanáticos fariseos trataron de apedrearla.

 

c) Jesús le dio vida eterna perdonando sus pecados. La declaró limpia y le dio la motivación para no pecar más.

 

4. ¿Meritaba poner en los pies de Jesús un perfume con un valor de $9600.00? De acuerdo con los cálculos bíblicos tenía el valor de 300 denarios. Un denario era el salario diario de un trabajador. Quiere decir que ella derramó en los pies de Jesús un año de trabajo.

 

II. ¿Cuánto vale el perdón?

 

A. ¿Cuánto cuesta el haber sido salvos de una muerte segura? ¿Qué precio le pondremos al perdón? ¿Cuánto vale la salvación? ¿Qué valor le pondremos el haber sido purificados por Cristo y habernos habilitado a vivir vidas victoriosas?

 

1. En pocos versículos Lucas nos presenta con dos actitudes, dos razones sobre el porqué una persona ofrece algo a Jesús:

 

a) Simón ofrece a Jesús una fiesta por haber recibido una bendición física: sanado de la lepra.

 

b) María ofrece a Jesús todo lo que tenía por haber recibido una bendición espiritual: sus pecados habían sido perdonados.

 

2. ¿Qué te motiva a servir a Dios? ¿Qué te lleva a dar presentes a Cristo? ¿Bendiciones materiales recibidas o la seguridad de salvación obtenida?

 

a) Simón ofrece una fiesta por bendiciones materiales y su sentimiento de agradecimiento dura poco.

 

b) María ofrece el perfume por bendiciones espirituales, el perdón. Ese agradecimiento dura para siempre. Ese agradecimiento envuelve todo el ser. Involucra el todo.

 

B. Fíjense como el primero juzga los motivos del segundo, Lucas 7:39, "Al ver esto el fariseo que le había invitado a comer, se dijo a sí mismo: --Si éste fuera profeta, conocería quién y qué clase de mujer es la que le está tocando, porque es una pecadora."

 

1. Simón cree que él es el único que tiene motivos correctos para dar. Considera lo otro hipocresía y puro "show."

 

2. Sin embargo el Señor conoce los motivos que nos llevan a dar, Lucas 7:40-43, "Entonces, respondiendo Jesús le dijo: --Simón, tengo algo que decirte. Él dijo: --Di, Maestro. --Cierto acreedor tenía dos deudores: Uno le debía quinientos denarios, y el otro, cincuenta. Entonces, ¿cuál de éstos le amará más? Respondiendo Simón dijo: --Supongo que aquel a quien perdonó más. Y él le dijo: --Has juzgado correctamente.".

 

3. Y Lucas añade, 7:44-46, "Y vuelto hacia la mujer, dijo a Simón: --¿Ves esta mujer? Yo entré en tu casa, y no me diste agua para mis pies; pero ésta ha mojado mis pies con lágrimas y los ha secado con sus cabellos. Tú no me diste un beso, pero desde que entré, ésta no ha cesado de besar mis pies. Tú no ungiste mi cabeza con aceite, pero ésta ha ungido mis pies con perfume."

 

4. En el siguiente versículo Jesús explica cual es la diferencia entre dar gracias por una bendición física y una bendición espiritual, Lucas 7:47, "Por lo cual, te digo que sus muchos pecados son perdonados, puesto que amó mucho. Pero al que se le perdona poco, poco ama. --Y a ella le dijo--: Tus pecados te son perdonados."

 

C. El acto de esta mujer fue en proporción directa a lo que había recibido de Jesús. Mucho se le perdonó, mucho amó. ¿Y tú? ¿Qué te motiva dar al Señor? ¿Cómo respondes? ¿Respondes proporcionalmente a lo que haz recibido?

 

1. ¿Qué sientes que te ha dado Dios? Si das solamente en respuesta a bendiciones materiales, el día que sientas no estar recibiéndolas, tenlo por seguro que dejarás de dar, pero si das en respuesta a lo que Dios ha hecho por ti en Cristo, tenlo por seguro que vivirás una vida de agradecimiento.

 

2. Cuando lleguemos allá no daremos gracias por la eternidad porque nos ayudó a conseguir un empleo, porque un día respondió a una petición y no sanó. Por más importante que esto sea, en el cielo, en la eternidad daremos gracias a él solo por una cosa: el perdón, la salvación, y la habilitación de vivir vidas santificadas. El resto palidecerá en comparación.

 

3. Simón no comprendió este aspecto y criticó a la mujer. ¿Por qué? Porque es imposible que una persona que nunca ha experimentado la salvación, que nunca ha sentido la inmensidad del pecado que le ha sido perdonado, pueda responder dando a Jesús todo el ser, toda la vida, todo lo que tiene, de tomar su cruz y seguirle.

 

4. No puede haber una gran respuesta de amor cuando no se ha experimentado el poder de la cruz. Simón dio una fiesta sin sacrificar sus finanzas. María, así como la viuda, dio todo lo que tenía.

 

5. Al que más se le perdona, mas ama. El principio implícito en esta historia no es que Dios pide todas nuestras finanzas, él pide todo el ser. Cuando se le da el ser, junto con ello viene lo demás.

 

6. Para acabar de remachar el clavo, Jesús voltea a la mujer y dice, Lucas 7:48, "Y a ella le dijo--: Tus pecados te son perdonados."

 

a) ¿Cuál es la reacción de los que estaba presente? Lucas 7:49, "Los que estaban con él a la mesa comenzaron a decir entre sí: --¿Quién es éste, que hasta perdona pecados?"

 

b) Para reconfirmar la gracia recibida, Lucas 7:50, "Entonces Jesús dijo a la mujer: --Tu fe te ha salvado; vete en paz."

 

III. La excusa del "dadivoso"

 

A. Hay otro aspecto dentro de la historia que Lucas no menciona. Esto lo encontramos en S. Juan. El 12:3 d ice dos cosas acerca del perfume: (a) era de nardo (importado de la India), y (b) pesaba una "libra." La libra romana son aproximadamente 12 onzas o 400 ml.

 

1. O sea, perfume fino francés lo venden en una botellita de 3 a 4 onzas. Por más fino que sea no pasa de $250.00 la botellita. Pero esta mujer fue extravagante y se compró casi medio litro.

 

2. Lucas dice que lo derramó sobre los pies, mientras que Marcos (14:3) dice que lo derramó sobre la cabeza.

 

3. Casi medio litro, con la fragancia que emitía, era suficiente no solo para la cabeza y los pies, sino para todo el cuerpo, pues eso fue lo que Jesús quiso decir cuando dijo en Juan 12:7 que ella lo había ungido para su sepultura.

 

B. Mientras María vaciaba el perfume los ojos de alguien no le quitaban la vista, Juan 12:4-5, "Pero uno de sus discípulos, Judas Iscariote, el que estaba por entregarle, dijo: --¿Por qué no fue vendido este perfume por trescientos denarios y dado a los pobres?"

 

1. ¿Cómo puedes dar dinero a la iglesia si ganas tan poco? Un principio espiritual no puede ser entendido con un método carnal. Sacarle el 10% a mi salario, además vienen las ofrendas y decir que voy a tener mas dinero en la bolsa no concuerda con la contabilidad de mente carnal.

 

2. $100.00, menos el 10% y menos el 5% de ofrendas; eso me deja con $85.00. Decir que $85.00 es más que $100.00 matemáticamente hablando es imposible. En la contabilidad humana $100.00 siempre serán más que $85.00; pero en la contabilidad divina $85.00 siempre es más que $100.00.

 

3. ¿Cómo es eso? S. Pablo, en 1 Cor 2:14 dice, "Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura; y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente."

 

4. Antes de poder entender ese misterio es necesario entender el lenguaje del perdón. Este proceso no se puede entender a menos de haber experimentado la salvación al estilo de María.

 

5. Judas no lo podía comprender. A pesar de haber andado tres años con Jesús, Judas no sabía lo que era el perdón. Es un pensamiento aterrador descubrir que el ser miembro de una iglesia, de haber profesado intelectualmente a Cristo no significa mucho hasta experimentar lo que es el perdón.

 

6. La persona de mente carnal, no espiritual, no puede entender porqué alguien da tanto a la causa de Dios. Siempre pregunta, "¿para qué tanto?"

 

C. Las personas como Judas, que siempre están preocupados con dinero, ¡nunca tienen dinero! Es el tipo de persona que lo que le pertenece a Jesús, sus diezmos y ofrendas, se los manda a una familia necesitada, a un estudiante pobre, a los "pobres."

 

1. Interesante que lo que le dan al pobre y necesitado no es de su bolsillo sino lo que le quitan a Jesús. Eso quería hacer Judas. Desviar la ofrenda de la mujer para causas mas "justas," su bolsillo.

 

2. El que no sabe lo que es el perdón divino, todo lo que se da o se gasta en la causa de Dios es un desperdicio. ¿Quienes son los "pobres" para Judas? ¡El mismo! "¡Yo necesito más que Dios! ¡Yo necesito más que la iglesia!" ¡Al final de cuenta el pobre soy yo!

 

3. S. Juan, quien conocía bien a Judas por ser condiscípulo de Jesús, al registrar esta historia dice, Juan 12:6, "Pero dijo esto, no porque le importaban los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa a su cargo sustraía de lo que se echaba en ella."

 

4. "Porque era un ladrón," dice Juan. Eso me trae a la mente las palabras de un profeta 400 años antes de Cristo. Habla de otros ladrones, Malaquías 3:7-10, "Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes y no las habéis guardado. ¡Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros!, ha dicho Jehová de los Ejércitos. Pero vosotros dijisteis: '¿En qué hemos de volver?' ¿Robará el hombre a Dios? ¡Pues vosotros me habéis robado! Pero decís: '¿En qué te hemos robado?' ¡En los diezmos y en las ofrendas! Malditos sois con maldición; porque vosotros, la nación entera, me habéis robado. 'Traed todo el diezmo al tesoro, y haya alimento en mi casa. Probadme en esto, ha dicho Jehová de los Ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos y vaciaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.'"

 

IV. Conclusión

 

A. María ofrendó a Jesús lo mejor, producto de un corazón redimido por la gracia y el perdón de Cristo. ¿Qué es lo que te motiva dar o no dar a Dios lo que le pertenece?

 

1. Todo lo que damos o no damos a Dios va siempre en proporción directa a la experiencia que hemos tenido con Cristo. Nuestros actos o nuestra falta de dadivosidad van en medida directa de lo que reconocemos y sentimos haber recibido de él.

 

2. "Porque todo es tuyo y de lo recibido de tu mano te damos," dijo David (1 Cron 29:14).

 

3. "Nosotros le amamos a él porque él nos amó primero," dice 1 Juan 4:19.

 

B. El profeta Malaquías nos lanza un desafío a cada uno de nosotros y quiero desafiar con la Palabra de Dios en esta mañana a dos clases de personas:

 

1. Aquellos que no devuelven los diezmos y no dan ofrendas porque ellos lo necesitan más.

 

2. Aquellos desvían el dinero de Dios para los pobres.

 

3. Malaquías 3:10 dice, "Probadme en esto, ha dicho Jehová de los Ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos y vaciaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde."

 

4. "Probadme," dice Dios a través del profeta Malaquías. Quiero darle la oportunidad que pruebe a Dios. Tengo tanta confianza en lo que voy hacer al punto de no haber consultado con los tesoreros, ni con los ancianos de la iglesia, ni con la junta directiva de la iglesia.

 

5. Yo quiero que por fe, confiando en el que dijo el salmista en Salmo 50:10-12, "Porque mía es toda bestia del bosque, y los millares de animales en los collados. Conozco todas las aves de los montes, Y en mi poder están las fieras del campo. Si yo tuviese hambre, no te lo diría á ti: Porque mío es el mundo y su plenitud," decirte lo siguiente:

 

6. Quiero que "pruebes" a Dios por los primeros tres meses solamente del año 2003 y separes lo que a él le pertenece primero, diezmos y ofrendas.

 

7. Si durante esos tres meses, después de haberle sido fiel a Dios no te alcanza el dinero para pagar tu renta, comida, luz, agua; lo que necesitas para vivir, te devolveremos los diezmos y ofrendas que haz dado.

 

8. Después de tres meses te desafío que lo pruebes por tres meses más.

 

9. Dice el salmista en el Salmo 34:8, "Probad y ved que bueno es Jehová. ¡Bienaventurado (o feliz) el hombre que se refugia (o confía) en él!"

 

10. Este es el desafío para el creyente o no creyente de hoy:

 

"probad y ved..." No se puede ver sin haber probado. Una vez que se prueba y se descubre el gusto, no se da vuelta atrás.

 

11. Oración. ¡Oh, Dios!, abre nuestros ojos. Permite ver a Jesús como María lo vio, y no como simón o Judas. Penetra en nuestra frágil mente la inmensidad de tu perdón. Permítenos vernos como María te vio, librado de la muerte eterna. Habilítanos con tu Espíritu para entregar nuestra vida y ser a ti. Que caminemos como caminó contigo Enoc, y como consecuencia nos lleves contigo también. Por los méritos y la gracia de Jesús, amén.

 

 

 

 

 

 

VOLVER

ESCRÍBENOS

jovenesadventistas_bna@yahoo.com