Make your own free website on Tripod.com
PROGRAMA: UNA NAVIDAD DIFERENTE

 

logo

 

PERSONAJES:

 

CAROLINAY LUPITA (dos amigas)

ALMA VIVIENTE (Es el alma de un joven que escuchará ofertas por ella, con una camisa negra)

ELSUBASTADOR

EL MUNDO

LOS VICIOS

SATANÁS (Traje negro, cara muy pálida, de fuerte personalidad, con una cadena guardada en el bolsillo)

NARRADOR

JESÚS

JOSÉ

MARIA¬

ÁNGEL GABRIEL

PASTORES:

SAMUEL

ANDRES

FELIPE

ESCENARIO:

Se necesita cubrir con una cortina el escenario principal. Esa cortina se abrirá y cerrará para permitir la entrada y salida de los personajes que se moverán en esa área y para poder

Mover los elementos de la escenografia.

También debe haber un área donde el narrador estará presente en el momento indicado, con una luz Independiente de las luces del escenario.

SI es posible, tener un reflector que ilumine a los actores entre el público.

Debe estar lista una pantalla y todo el equipo necesario para presentar la película JESÚS (o la parte final, su muerte y resurrección, dependiendo del tiempo). Esta presentación deberá ser justo en el momento donde se señala, y no debe haber mucho tiempo que corte la continuidad del drama

(Dos amigas se encuentran en la calle después de no haberse visto por casi un afto. Una, cargada de regalos de Navidad, reconoce a su amiga y con gran alegría llama a su amiga.)

 

Carolina: ¡Lupita! hola Amiga ¿Cómo estás? ¡Cuánto tiempo! Me alegra tanto verte

 

Lupita: Hola, pero Carolina, sigues igualita! No has cambiado nada

 

Carolina: ¿Sabes? Estaba comprando y me acorde de ti, así que decidí comprarte algo

 

Lupita: es que tú no cambias, siempre buscando una excusa para gastar el dinero, y ahora que es navidad debes de haber visitado todas las tiendas

 

Carolina: ¡Claro! Es que tú sabes amiga, lo que me emociona comprar, veo una tienda y aunque sea tengo que comprar algo chiquitico, además es desestresante, ¿no lo crees?

 

Lupita: ¡Ay Fernanda!. A ver,  ¿ya estás lista para navidad?

 

Carolina: claro! ¿No me ves?  (y se da una vuelta entera y enseñando todas sus compras) ya compre todo….bueno casi todo

 

Lupita: ¡Oye! Y ¿tus papás? ¿Cómo han estado?

 

Carolina: Ellos, iAh! igual que siempre, preocupados por la fiesta navideña, los amigos, regalos, en fin, ni se acuerdan que existo. Por eso para mi la Navidad es lo mismo que otro día, ¡Nada es diferente! Y ¿para ti?

 

Lupita: Pues, para mí ¡no! La Navidad es algo muy bonito. Es reunirse con la familia, amigos, compartimos experiencias. Es recordar el nacimiento, de Jesús, el hijo de Dios, y cada año reflexionar para mejorar

 

Carolina: ¡Vesl Siempre es lo mismo. Cada año recuerdan el nacimiento y repiten los mismos cuentos del amor y de compartir. ¡En cambio yo!, yo  no compro los mismos regalos cada año.

Lupita: Pues, será lo mismo para ti. Pero para mí el nacimiento, la muerte y la resurrección de Jesús es algo que  ha cambiado mi vida. Por eso cada día incluyendo cada Navidad es a mejor para mí.

Carolina: La verdad, no te entiendo. Para mí nada cambia, todo es igual, no se porque todos se emocionan en navidad. ¡Es un mes igualito que todos!

Lupita: Tal vez. Pero ven, te invito a un lugar que tal vez, te va a ayudar a que esta navidad sea diferente para ti

 

Carolina: Nada puede cambiarla, y no me vengas con otro sermoncito, pero como eres una de mis queridas amigas. ¡Claro que voy contigo!

 

Lupita: ¡Apúrate! Antes que sea más tarde

 

 

(Salen por el pasillo entre las sillas Lupita y Carolina. Se apagarán todas las luces. En la oscuridad, Subastador, EL subastador, pondrá el púlpito en su lugar.; Entonces se prenden las luces del área del púlpito. Se escucha la música típica, de un programa de concursos.)

 

Subastador: (Con voz fuerte) ¡Atención! ¡Atención a todos! Y ¡buenas noches! Hoy (fecha) se llevará a cabo la subasta para que, como cada año, tenga usted la oportunidad de llevar a casa un regalo de Navidad. Esta noche, no subastaremos una antigüedad ni una joya. Hoy subastaremos un alma viviente, ¡sí! un alma viviente, y esa alma viviente podrá ser la suya, la de un amigo o de cualquier otra persona aquí presente. Como en todas las subastas hay una regla: el que ofrezca más, ese será el que gane. ¡Demos comienzo a la subasta!

 

(ALMA VIVA, estará sentado en las filas de adelante, entonces el subastador lo llama)

Subastador: ¡A ver! ¿Quién será esa alma? Tú (dirigiéndose al público), o tú, ¡si, tú ven, el de la camisa negra!, (ALMA VIVA sube hasta la plataforma y comienza a hablar)

 

Alma viviente: ¡YO!, ¿por qué yo? Si hay muchos aquí...

ubastador: ¡Ven! ¡No te va a pasar nada! ¿No te gustaría saber cuánto darían por ti?

 

Alma viviente: ¡Y para qué quiero yo saber eso! Aunque no sabía que alguien estuviera interesado en comprarme.. No, no, no, yo no soy una mercancía

 

Subastador: ¡Pero, mira! Aquí sólo tienes que escuchar y decidir. Si lo que te ofrecen te gusta, aceptas, si no, ¡pues no! Nadie te obliga a nada, tendrás libertad de decidir quien quieres que te lleve Tú tomas tu propia decisión. ¿Qué dices? ¿Aceptas?

 

Alma viviente: (Contesta con el tono de la simpleza de un necio) Bueno como a mí me gusta lo fácil, y más lo regalado claro que le entro! ¡Dime! ¿Qué tengo que hacer?

 

Subastador: ¡Nada!, simplemente escucha que ofrecen por ti, y di si aceptas o no

 

 

 

Alma viviente: ¡Esto ya me está gustando!

           

(Se repite la música que se puso al principio)

Subastador: ¡Se da comienzo a la gran subasta! Hoy a este prestigioso publico pondremos a la venta esta alma viviente, obsérvenla, justo lo que estaba buscando, ¿quien ofrece algo por esta alma?, abran sus ofertas… ¿Quién ofrece?...

 

            (Con voz fuerte, y pasando por el medio del público Y estando ya arriba en la plataforma comienza a hablar EL MUNDO. Favor de poner la luz reflector en él)

 

Mundo: ¡Yooooooo!, Yo tengo una oferta por esta alma viviente

Subastador: ¿Usted?, y ¿quién es usted? ¡Preséntese!

Mundo: (Camina alrededor del Alma viviente diciendo) Yo soy El MUNDO.

 

Subastador: ¿El mundo? Y diga, ¿qué ofrece usted por esta alma viviente?

 

Mundo: (Acercándosele al subastado) Te ofrezco dinero, mucho dinero, riquezas, todo lo que desees en navidad, ¡Dime lo que te gustaría tener! ¿Te gustaría tener dinero?

Alma viviente: ¡¡Dinero!! ¿Cómo no me gustaría tenerlo? ¡Sí, el dinero te da felicidad! Puedo comprarme todo lo que quiera con dinero

 

            Mundo: Pues bien, yo estaría dispuesta a darte eso y mucho más: un carro ultimo modelo cada año, una casa nueva, cientos de regalos para tu familia. Conmigo no pasarías tanto trabajo y serías la envidia de todos tus amigos

 

            Alma viviente: ¡Sí! Eso sí me gustaría, (con la mano en la barbilla) sin duda me daría ciertos privilegios.

 

            Mundo: ¡Claro¡ Yo lo sabia! Si vienes conmigo también te ofreceré diversión, baile, todas aquellas cosas que los jóvenes buscan hoy. ¡Ven conmigo, y no te arrepentirás Conmigo tú podrás hacer "tus cositas", ¡tú sabes Tú y tu novia, hasta compartes con nuevas chicas, total, dicen que la navidad es compartir, jaja... ¿me entiendes, no? Nadie, nadie te dirá nada. Conmigo tú serás libre porque eso es lo que buscas, ser libre, ¿no?

 

Alma viviente: ¡Claro!  ¡Pero, espérame Todo esto no es gratis, ¿verdad? A ver,  tanta generosidad de tu parte debe tener un precio ¡ya ¡suéltalo ¿Qué tengo que hacer por todo esto?

 

Mundo: ¡Pues nada! ¡Nada, absolutamente nada! Tú amigo serás libre. No tienes que sujetarte a nadie, ¡ni siquiera a tus papás.  Eso era cuándo eras chiquito pero ahora, tú podrás hacer lo que quieras. ¡Dime! ¿Aceptas?

 

Alma viviente: bueno, esto me gusta,  Y si no tengo que hacer nada, ni seguir reglas, ¡claro, que acepto!  si, te acepto!

 

            Mundo: Trato hecho! (Dirigiéndose al subastador) ¡Señor, esto es lo que ofrezco por ésta alma! Ahora él es mió.

 

Subastador: (Dirigiéndose a Alma) ¡Diga usted! ¿Acepta el ofrecimiento que le hace el mundo?

 

Alma viviente: ¡Si, acepto!

Subastador: Ante ustedes, este es el ofrecimiento que le hace el Mundo. ¿Habrá alguien que ofrezca más por esta alma viviente? ¿Hay alguien aquí? Si nadie ofrece más queda vendido a la una….. . .. a las.

 

(Con voz fuerte y caminando entre la gente grita VICIOS. Favor de poner la luz reflector en él.)

Vicios: ¡¡¡¡Yoooo... tengo una mejor oferta!!!

 

Subastador: ¡Preséntese Y diga ¿cuál es su ofrecimiento?

Vicios: Me llamo Vicios. Yo soy la que ayuda a jóvenes, adultos y también a los niños a sentirse ibiiiiiieeeeen! Conmigo, te sentirás sin problemas. Yo te ayudaré a vivir nueeeeevas experiencias. Te sentirás con valor y serás un chamo muy "coooool". Eres joven y te gusta andar a la moda ¿no?

 

Alma viviente: ¡Sil ¡Me gusta estar a la moda I ¡Tú si me conoces!

Vicios: ¡No te gusta que nadie decida por ti! Tus padres, ¡bahl Tus padres siempre están con la misma cantaleta: (Imita a los padres con burla) que no hagas esto, que no tomes, que no fumes. iNo te dejan vivir tu propia vida! ¿Verdad?

 

Alma viviente: iSi! ¡Asi esl ¿Cómo lo sabes?

 

Vicios: Te digo que tengo razón. Conmigo tendrás libertad ¡y un poco más! Yo te va, a dar algo que te hará sentir mejooor. Con esto te sentirás fuera de aquí. Serás tú mismo este nuevo año. No hagas caso a esos anuncios tontos (con voz de burla) ¡Di no a las drogas (grita) ¡Mentira! No hagas caso. Ellos no te entienden. No saben lo que tú sientes. ¡Aaahl y por tus padres ni te preocupes. (Con voz de burla) Ellos están ''trabajando por tu futuro". Yo no te voy a dejar solo. Yo sé todo lo que tú necesitas. ¿Dime, alguien te puede ofrecer maaaás?

 

Alma viviente: ¿Quién me puede ofrecer más? ¡Claro que tú me ofreces lo mejor!

 

Vicios: ¡Pues, conmigo serás libre! señor subastador! ¡Con esto cierro mi oferta!

Subastador: ¿Ha escuchado usted la oferta?

Alma viviente: ¡Si!

Subastador: Diga usted. ¿Acepta la oferta?

Alma viviente: iSi!  Acepto a los vicios.

 

Subastador: Han escuchado ustedes el ofrecimiento que le hace los vicios. ¿Hay alguien aquí que pueda superar esta oferta?

 

(Sale una voz fuerte y burlándose entre el publico. Favor de poner la luz reflector en él mientras camina hacia la plataforma.)

Satanás: ii¡Yoooool!! iJa, ja, ja, jal Yo tengo mucho que ofrecerle a esta alma, ya todas las almas que están aquí.

          Subastador: ¿Quién es usted?

           Satanás: ¡Yo soy Satanás!

           Subastador: dígame, Satanás! ¿Qué ofrece por esta alma?

(Alma viviente mira con miedo a Satanás)

 

Satanás: Por esta alma y por todas, yo tengo muchas cosas que ofrecer. Tú eres joven y los jóvenes son mi especialidad. Ustedes sólo buscan diversión, satisfacción sexual, drogas y libertad. Todo eso yo te lo puedo dar. A los padres ¡OH! a ellos los mantengo siempre trabajando, ocupados con sus cosas (ya casi todos son míos). De ti ni se acuerdan ¿verdad? Por eso si estás conmigo, tú serás libre. Yo no tengo reglas, vivirás bajo tus propios deseos. Puedes hacer lo que te dé la gana. Eso lo que todos buscan: vivir conforme a los deseos de su propia carne. Conmigo no hay religión, o si la quieres la hay. Conmigo tendrás siempre lo mejor. A mi no necesitas pedirme nada. Yo todo te lo doy: dinero, poder, posición, todo lo que tú desees te pertenece a mi lado.

 

 

Alma viviente: Eso suena muy bien, pero dime, ¿qué tengo que hacer para tener todo lo que tú me ofreces?

 

Satanás: Nada, ni siquiera tienes que preguntármelo. ¿No te has dado cuenta de que yo soy Satanás, el príncipe de este mundo? A mi nadie me pregunta, sólo hacen lo que yo les digo. Conozco sus deseos y sus deseos son la codicia, el poder, ambición, celos, el dinero, diversión, cosas materiales y todo aquello por lo que ustedes desean conforme a su vanidad.

Alma: ¡Nooo! Esto no me está gustando. No me habia dado cuenta de todo eso. De verdad, ¿soy así?

 

Satanás: ¡Claro que eres asi! Y todos ustedes son iguales, chiquitos míos. ¡Mis hipócritas!

 

Alma viviente: (temeroso) ¡No!, ¡qué tuyo, ni qué tuyo! ¡Yo no acepto tu oferta!

 

Satanás: (Con burla) ¡Pero si ya aceptas al mundo y a los vicios  ¿Por qué no me aceptas a mi? Si yo te voy a dar todo lo que ellos te ofrecen juntos, y mucho más. Conmigo cualquier deseo tuyo se cumplirá.

 

Alma viviente: ¿Qué va a pasar después?

Satanás: ¡Ah! De eso ni te preocupes. Tu sólo disfruta el momento Y déjate llevar por tus deseos. Y de lo demás.. Yo me encargo.

 

Alma viviente: (medio arrepentido) iAh caray! ¡Esto ya no me está gustando! (más resuelto) ¡NO, no acepto su oferta!

 

Satanás: (Burlándose y al mismo tiempo poniéndole una cadena en las manos) ¡Ja, ja, ja, ja, jal Te querías sentir libre, ¿no? Querías tener dinero, poder. (Satanás ahora molesto) Pues, para que lo sepas, el mundo, los vicios son míos. Ellos sólo son los instrumentos que utilizo para engañarlos a ustedes porque los conozco, conozco sus deseos. Y ahora estarás conmigo. ¡Ya eres mi esclavo! ¡Ja, ja, ja, ja, ja! Soy Satanás, el príncipe de la mentira. Ja, ja, ja, ja, ja

 

(Aqui el Mundo y los Vicios rodean a Alma y los molestan con burla)

 Mundo: ¡Ándale! ¿No que querías dinero y poder? Ja, ja, ja, ja, ja, ja.

 

Vicios: ¡Aliviánate, maestro! Con un toque, se te olvidará el problema. Ja, ja ja, ja, ja, ja.

Satanás: (Gritando) ¡Señor subastador! ¡Mi oferta ha terminado! Y no creo que haya alguien aquí presente que ofrezca más por esta alma perdida. Ja, ja, ja.

 

Mundo: ¡No lo hay!

 

 

Vicios: Ja, ja, ja, ¡NO hay nadie!

Subastador: ¿Se encuentra alguien aquí presente que pueda superar la oferta?

Satanás: ¡No hay nadie que me pueda vencer!

Subastador: Si no hay nadie que pueda superar esta oferta, la subasta se da por terminada. A la una... ¿hay alguien?

Satanás: (con optimismo) ¡Pierdes tu tiempo!

 Subastador: ¿Quién dice yo? A las dos. . . . .

Satanás: ¡Cierra la subasta! nadie me ha vencido aún

 Subastador: ¿No hay nadie más? A las…

JESÚS: (Va caminando en medio y grita) ;YO!

(Favor de poner la luz reflector en él mientras camina hacia la plataforma.

Comienza hablar después de subir a la plataforma, todos los personajes malos se intimidan al verlo)

 

Subastador: Preséntese, por favor,

 

JESÚS: Soy Jesús de Nazaret, y di mi vida por él

(Después de apagar todas las luces, corren la cortina y todos salen del escenario.

En la oscuridad el narrador ocupa su lugar en el escenario, la virgen Maria toma su lugar en la banca. Se prende el reflector que Ilumina al narrador.)

 

Narrador: ¡Jesús! si es él! Aquel niño, profetizado por el profeta Isaías y anunciado por el ángel Gabriel, nació en Belén, creció en Nazaret, se presentó a Israel como el Salvador prometido, fue crucificado y al tercer día resucitó de los muertos. Todo esto empezó cuando el ángel Gabriel avisó a la virgen Maria que ella iba a concebir y dar a luz un hijo.

 

 

(Se prenden las luces y se abre la cortina, el ángel Gabriel aparece y le habla a

Maria que esta limpiando su casa. Favor de poner la luz reflector en Maria y el ángel, María tira la escoba al ver la luz)

 

Maria: pero ¿que es esto? (se arrodilla, tapándose de la luz)

Gabriel: María. No temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás y darás a luz un hijo y llamarás su nombre Jesús. Este será grande y será llamado Hijo del Altísimo.

 

María: ¿Pero cómo será esto? Aun no me he casado, no conozco varón.

 

Gabriel: El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder de Dios Altísimo te cubrirá con su sombra. Por lo cual el Santo Ser que nacerá será llamado Hijo de Dios.

 

 

María: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra

Gabriel: que así sea

 

María: (al retirarse el ángel) Dios mío ayúdame, sabes bien que José al enterarse de esto, no querrá desposarme, no creerá que no he conocido varón, pero Señor, soy tu sierva fiel, que se haga según tu santa voluntad

 

(Se apagan las luces, se acomoda el escenario con una cama y José durmiendo)

 

Narrador: José que era hombre muy justo, al enterarse del embarazo de María no quería denunciarla públicamente, ya que sabía el perjuicio por el que pasaría,  así que decidió separarse de ella en secreto, pero el Señor protegía a Maria, y mando su ángel a que se le apareciera en sueños a José

 

Gabriel: José descendiente de David, no tengas miedo de tomar a María por esposa, porque el hijo que va a tener es del Espíritu Santo. María tendrá un hijo y le pondrás por nombre Jesús (El ángel se retira)

 

José: (se despierta) Señor, gracias por revelarme la verdad, haré lo mejor que pueda, ayúdame para ser una buena guía para este niño y pueda cumplir tu misión aquí en la tierra

 

(Se apagan las luces)

 

                        Narrador: El nacimiento de Jesús ocurrió después del tiempo cuando se promulgó un edicto de parte del emperador Augusto César: que todo el mundo fuera al censo; Al saber del edicto, José fue con María, la cual estaba a punto de dar a luz, a Belén por cuanto eran de la casa y familia de David. Estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. (Se abre la cortina y se ilumina la escena del pesebre.) La virgen María dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre porque no había lugar para ellos en el mesón (en una esquina, se apaga la luz que enfoca ese lugar)

 

 

(Luces enfocando a los pastores que se acercan por fuera del escenario, en la esquina contraria y se sientan para vigilar su  rebaño. En el momento apropiado sale el Ángel acompañado de otros ángel y se dirige a ellos, al acercarse ellos se asustan y se levantan)

 

Felipe: Samuel, la noche es tan solitaria, pareceríamos hallarnos muy lejos de todo, excepto de las ovejas.

 

Samuel: tampoco me atrae la extraña quietud de este lugar

 

Andrés: Quizás ocurrirá algo para cambiar la monotonía

 

Narrador: repentinamente su aislamiento es interrumpido por una luz brillantísima semejante a la de mil reflectores. Al observarla quedan cegados y luego caen como muertos a tierra

 

Gabriel: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será por todo el pueblo: que os ha nacido, en la ciudad de David, un Salvador que es Cristo el Señor. Esto os servirá de seña: hallareis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre

 

(El ángel se retira)

 

Samuel: ¡OH mis ojos! No puedo ver nada... ¿donde están? ¿Felipe, Andrés? Escucharon eso

 

Andrés: ¿Piensan ustedes lo que esto significa?, el Mesías a nacido en la ciudad de David, ¡como los profetas anunciaron!

 

Felipe: silencio…escuchan esa música, esa debe ser la adoración de los Ángeles del Dios al Mesías, vámonos , tenemos que ir a Belén

 

(Se apagan las luces, pasa el coro, y cuando es el especial, aparece iluminado, el pesebre y los pastores alrededor de ellos; después del especial, se apagan las luces)

 

Narrador: Así aconteció el nacimiento de Jesús. José, Marta y Jesús volvieron a Nazaret donde Jesús crecía, se fortalecía, se llenaba de sabiduría y la gracia de Dios era sobre él. Alrededor de sus 30 anos, Jesús fue bautizado por Juan el Bautista y comenzó su ministerio de enseñar la verdad y de hacer milagros. Mucha gente de la nación de Israel aceptó a Jesús como su Mesías. Sin embargo, los líderes religiosos lo rechazaron porque no pudieron creer que Jesús era Dios encarnado.

 

                                                                       (se encienden las luces, aparece el coro)

 

Coro: a nuestro salvador le acusaron de blasfemia y lo condenaron a muerte. Con la ayuda de Poncio Pilato, Jesús fue sentenciado a morir en una cruz. Así el Señor Jesucristo llegó a morir por los pecados de todos. Al tercer día Jesús resucitó de los muertos y vive hoy para ofrecerle vida eterna a cualquier persona que crea de corazón en él como su Salvador personal

 

(Especial, y se apagan las luces)

 

Subastador: ¡Díganos! ¿Puede usted superar la oferta anterior?

 

JESUS: ¡Si, Soy Jesús, el Hijo de Dios, y di mi vida por todos incluyéndolo a el. He superado la oferta anterior

 

Subastador: ¿Con su propia vida? ¿Dio su propia vida por él? Díganos su oferta

 

 

JESÚS: El Espíritu del Señor está sobre mí por cuanto he venido a anunciar Buenas Nuevas. Todo aquel que esté cansado venga a mí y yo le haré descansar. Dios Padre no me envió al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por mí. Si creyeres en mi como tu Salvador personal, ya no estarás más en tinieblas espirituales. Todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz para que sus obras no sean reprendidas. Hoy yo te quiero dar la salvación de tu alma. Todo aquel que en mi cree, no será condenado, mas verá la gloria de Dios mi Padre y tendrá vida eterna.

 

Alma viviente: Señor subastador, acepto la oferta de Jesús. ¡Quiero tener vida eterna!

 

Subastador: ¿Se encuentra alguien aquí presente que pueda superar la oferta de Jesús? A la una. . . . . . . . ¿Alguien? A las dos. . . . . . . . ¿No hay nadie? IV a las tres! ¡Señoras y señores, la subasta ha terminado! ¡Jesús es el Salvador del universo! No hay nadie que pueda superarlo, él nos amo de tal manera que dio a su hijo unigénito para que todo aquel que en el crea no se pierda más tenga vida eterna.

 

(Luces apagadas, se retira todo de la plataforma,  especial)

 

Carolina: ¡Waw! qué impresión! Imagínate que fuera  realidad y yo fuera esa alma viviente subastada.

 

Lupita: ¿Sabes Carolina? Todo esto que hemos visto, en forma dramatizada representa la realidad. Es lo que la gente de hoy vive: el afán por el dinero, las drogas y todas las cosas que destruyen Satanás tiene muchos aliados y está ganando la batalla. Nos cierra os ojos a la verdad y endurece nuestro corazón.

 

 

Carolina: (Con voz segura y fuerte) ¡Pues hoy no gano! Hoy me he dado cuenta que yo misma estaba perdida, buscando cosas vanas, incluso en este día (ve con tristeza sus paquetes y los tira). Pero esta "Navidad será diferente a las demás porque hoy he reconocido que el Señor Jesucristo es mi Salvador que murió por mis pecados.

 

 

Lupita: De verdad. ¿lo crees amiga?

Carolina: ¡Claro que sí! Además de que entiendo quién es Jesucristo, ahora creo en él y lo acepto como mi Salvador personal!

 

 

Lupita: ¿Qué te parece si hablamos con Dios por el cambio que se ha realizado en tu vida esta Navidad?..y tu, que estas allí sentado, y que haz reflexionado con el mensaje de esta noche, si lo deseas inclina tu rostro y ora con nosotras

 

 

 

(INCLINAN SU ROSTRO PARA ORAR)

 

 

Lupita: Padre nuestro, te damos gracias por la muerte de Jesús en la cruz del Calvario, que supera todo lo que cualquiera puede ofrecer por nuestras almas. Te doy gracias que mi amiga Carolina ha comprendido que Jesús murió por los pecados de ella. De verdad esta Navidad va a ser diferente para ella y para mí. Gracias te damos en el nombre de nuestro Salvador, el Señor Jesucristo.

 

Carolina: Gracias Señor Jesús por ayudarme a entender tu verdad. Yo te acepto hoy como mi Salvador personal. Gracias por nacer en Belén, gracias por tu muerte en la cruz por mis pecados, gracias por tu resurrecci6n de los muertos y gracias por darme vida eterna. Amén.

(El coro sale detrás de ellas, y cantan noche de paz, suben los niños y salen todos los de la obra)

Se hace una explicación breve del evangelio y la invitación a creer en Jesús. Después de la invitación a creer en Jesús, todos salen al escenario y el dirigente dice, haz que esta navidad sea diferente, todos dicen FELIZ NAVIDAD

 

Especial

FIN

 

 

 

Escríbenos

jovenesadventistas_bna@yahoo.com

 

 

VOLVER

INICIO - NUESTRA IGLESIA - PROGRAMAS - SERMONES - ALBUM DE FOTOS - ¿QUIENES SOMOS? - IDEAS PARA TU SJA - JUEGOS BIBLICOS - REFLEXIONES - MUSICA - ENLACES - PREGUNTAS Y REPUESTAS -IUNAV CLUBES